jueves, 5 de octubre de 2006

Las cosas cambian

ADVERTENCIA: el siguiente post es terriblemente friki. Alérgicos abstenerse.

Como friki, estoy bastante acostumbrado a los cambios. Acostumbrado a los cambios para bien, acostumbrado a los cambios para mal. Y si no, fijémonos en Batman.

En los noventa, Bruce Timm creó la mejor serie de animación de Batman jamás creada. Un estilo retro, con inspiración en los antiguos cortos de Superman; unos guiones aceptabelmente adultos; trabajo psicológico para los personajes (Dos Caras fue el primer caso de dibujo animado psicoanalizado en directo). Una serie cojonuda, la verdad. Después de la cual, maese Timm pensó... ¿cómo quedaría si lo hiciéramos futurista?

Y vale, tuvo sus buenos momentos (ahí está "El regreso del Joker", que cuento entre mis películas favoritas de Batman), pero por lo general se perdió toda la esencia. Villanos nuevos del tipo "Soy megafuerte y supertecnológico y tal, y lucho contra Batman con una guitarra eléctrica de fondo", un Batman nuevo y con edad para ser Robin, Alfred desaparece de la serie... Por no mencionar la llamada "Pesadilla Schumacher": Gotham City se volvió fluorescente.

Pero cuando creía que ya las cosas no podían empeorar, un equipo completamente distinto creó "The Batman", una serie que a medida que avanza va siendo cada vez menos peor, pero de la que se pueden extraer las siguientes conclusiones:

1- Batman tiene cara de pie.
2- El Pingüino es irlandés.
3- El Joker baila reaggeton.
4- El Acertijo es Marilyn Manson.

Y otras muchas, que os ahorraré para que esta noche podáis dormir. Sea como sea, lo que empezó con una gran serie ha acabado con una gran mierda, y aún se puede hacer peor.

Ha habido excepciones, por supuesto. Me encanta la nueva serie de las Tortugas Ninja, las cosas como son, y lo poco que he visto de la nueva versión de He-Man no pinta mal (por fin He-Man y el príncipe Adam no parecen el mismo tío!). Pero los cambios pueden ser siempre a mejor... o a peor.

Y de uno de estos cambios a peor es de lo que quiero hablaros. Los que hayáis coexistido en el salón con un niño pequeño un sábado por la mañana probablemente ya sabréis que Disney se ha dedicado a sacar nuevos cortos de Mickey y compañía, modernizados pero con la misma idea de los cortos de hace ya un huevo de años.

Personalmente siempre he sido más de Warner. Son dibujos con más mala leche. Si enfrentásemos a Buggs Bunny con Mickey Mouse, pena me daría la pobre rata. Quizás por eso, y vistas las dos películas de los Looney Tunes que se hicieron (que sí, vale, eran mierdas, las cosas como son, pero respetaban el estilo Looney tradicional), uno esperaría descubrir que los Looney Tunes también se hayan renovado al mismo estilo de los personajes de Disney.

Así que imaginad mi horror cuando me encuentro con esto:



¿Qué coño es esto? ¿Es Batman Beyond? ¿Es la Liga de la Justicia? ¿Es Tron? ¿Es el Toro de Osborne comiendo zanahorias? ¡No, señores, son los tatara-tatara-tatara-etcétera-tataranietos de los Looney Tunes, que ahora son superhéroes en la ciudad de Acmetrópolis!

Por si teníais alguna esperanza... no. No se dedican a salvar la ciudad sin tomarse en serio su trabajo y ganando por pura potra o por puro morro, como hacían sus antecesores. Ohhh, no. Ace Bunny lleva una puta katana. Danger Duck lanza bolas de fuego. El Coyote es un genio tecnológico con poderes de magnetismo y regeneración acelerada de las heridas (bueno, al menos este es aceptablemente fiel al original, salvo por los poderes de magnetismo y el hecho de que HABLA). El Correcaminos habla a toda hostia, corre a toda hostia y hace algo más que no me ha dado tiempo a ver. El Diablo de Tasmania... vale, otro fiel al original, es el cafre del equipo, digamos el M.A del grupo. Y la coneja... ¿Por qué está ahí la coneja? Tiene superoído, poderes telekinéticos, pero ¿qué más hace? Es decir, ¿está ahí porque hacía falta un personaje femenino? ¿Para eso no está Piolín?

(si mi madre me pilla diciendo estas cosas me capa)

En fin, que no me opongo a que se renueven los clásicos. Fíjate que, con todos sus pros y sus contras, incluso acepto Ultimate y All Stars (dios qué friki soy, coñe). Pero me gusta que conserven el espíritu del original. Se pueden escribir historias de superhéroes que no se toman la propia historia en serio; mirad a Plastic-Man, o a Cálico Electrónico, o miradme a mí, qué coño. Pero también se pueden escribir historias en las que un grupo de entrañables personajes de dibujos animados combaten con una ensayada coreografía de artes marciales contra los tecnovikingos mutantes del espacio exterior (no, no es una exageración, son los malos del primer capítulo). Por eso decía que se debería conservar el espíritu original. Si no lo conservan, entonces tenemos... tenemos Batman Beyond, pero mal hecho.

Y ya digo, si vale todo, quisiera proponer las siguientes series. Todas están basadas en clásicos de nuestra infancia, pero al estilo "ignoremos de qué iba la serie original" que parece estar de moda:

MARCO, ASESINO POR ENCARGO: Después de encontrar a su madre descubrió que ya no sentía lo mismo por ella, así que siguió su camino. Ahora ha crecido y es un reputado asesino a sueldo. No dejes que su mono se acerque a ti.

CAMPEONES RYDER CUP: Si creíais que un torneo de golf podía ser lento, esperad a ver a Oliver jugar. Hará falta una temporada entera para cada hoyo.

CORRUPCIÓN EN LOS MUNDOS DE YUPI: Yupi y Astraco ingresan en las filas de antivicio y se dedican a vivir aventuras persiguiendo narcotraficantes. Irónicamente, Yupi pasa más inadvertido que Astraco cuando van de incógnito.

DELFY SOBRE RUEDAS: Harto de pasarse la vida debajo del agua, Delfy decide correr el Paris-Dakkar. Se trata de una miniserie.

LOS OSOS AMOROSOS Z: ¿Qué creéis que pasaría si un oso amoroso lograse reunir las siete bolas de dragón? ¿Seguiría siendo tan adorable como siempre?

COMANDANTE ALF: El adorable pequeñajo peludo conquista el corazón de una familia media americana. Después conquista América. Todo aquél que se le opone es devorado ferozmente. Pronto las naves de Melmak llegan a la tierra para proseguir con su implacable campaña de dominación mundial.

BATMAN BEYOND: Ah, no, perdona, que esa ya se ha hecho.

CHIP Y CHOP, SAMURAIS VENGADORES: Sobran las explicaciones.

ABUELITO DIME TÚ: En cada capítulo, Heidi y Pedro acudirán al abuelo para hacerle consultas sobre diversos temas de la vida cotidiana: la guerra, el hambre en el mundo, la injusticia, la clonación de todo el rebaño, la castración de Niebla. El abuelo siempre les pedirá que se sienten a escuchar una historia. Con erótico resultado.

EXPEDIENTE GUMMY: Durante siglos, los Osos Gummy han tratado de permanecer ocultos al hombre, por su propia protección; ahora el gobierno se ha propuesto encubrirlos, y un valeroso guardia de palacio está empeñado en sacarlos a la luz.

Nada, que no me sale. Intento que tengan tanto que ver con el original como Loonatics Unleashed con los Looney Tunes, pero siempre me acabo pasando! En fin... que la vida es cambio.

(mannnda cohones... licenciarme para acabar soltando estas gilipolleces... y lo grave es que me estoy bajando la serie!)

5 comentarios:

Jack dijo...

Y finalmente el primer comentario lo hago yo, sólo para decir "Joder qué pechá de alérgicos absteniéndose!"

Virginia dijo...

Oye, las pondrán en Cuatro no? porque es la tele friki. Dime las horas que tengo que programar el duvedé grabador de la muerte mortal.

Te has dejado una, que es Super Ted :) a ver si sabes de qué te estoy hablando. Dios, que miedo poñoño me daba Topitos.

Jack dijo...

Super Ted... una nueva versión para Super Ted... lo más fácil es que ahora en vez de un oso de peluche con superpoderes sea un action man gay que vende seguros. Curiosamente Topitos se mantiene igual que el original.

Mike dijo...

Y lo peor es que como algún pez gordo de la tele se meta por aquí, te robará la mitad de las series sin que veas un "chavo"... hmm... una serie sobre "el Chavo del 8" en la que fuera un superhéroe patán!? Tendría exito?

Por cierto, que te parece el doblete de series de Super Mario? una se basaba en el juego y la otra no tenía nada que ver... solo los personajes... y hasta se pusieron a hacer cuentos populares durante una laaaaarga temporada... pero tampoco es que fuera abominable (las escenas de imagen real eran, como poco, entrañables(?))

Jack dijo...

El Chavo del Ocho en versión superhéroe patán... hmmmm...

... no, no funcionaría. El personaje original también era patán, y con él funcionó, así que ¿para qué arriesgarse a repetir la jugada? Aunque ya me estoy yo imaginando a los Loonatics Unleashed luchando contra los Tecnovikingos Mutantes del Espacio Exterior codo con codo con Chavinator, no te digo yo que no... :P

Y ya que mencionas las series de Super Mario, ¿qué tal un Spin Off del Ratadrilo? Podría ser... no sé... ¡LO TENGO! G.I. Ratadrilo. ¡Incluso podría hacer un cameo en CSI: La Aldea del Arce!