viernes, 29 de diciembre de 2006

Hoy en Vidas Ejemplares: CLARK KENT, ESE GRANDÍSIMO HIJO DE PUTA

Inauguro aquí una nueva sección, "Vidas Ejemplares", en la que hablaremos de esos grandes personajes de la historia universal y de todo lo que nadie se había planteado sobre ellos hasta ahora. Y quién mejor que Clark Kent para dar la bienvenida a esta nueva sección. Saluda a esta nueva sección, Clark Kent.

Yastá

Muchos son los que conocen a Clark Kent como un tímido reportero del Daily Planet, torpe en sus maneras, demasiado educado para ser real. Algunos incluso lo llaman "Smallville", como si él solito representase el espíritu bonachón del pequeño pueblo granjero en el que se crió. Un auténtico boy-scout, ayuda a las ancianitas a cruzar la calle, saca la basura a su hora y no da de comer a los animales en el zoo. Pero lo que quizás nadie sabe, hasta ahora, es que Clark Kent tiene un oscuro secreto. Y no un secreto de esos divertidos por lo embarazoso, como la manía de llevar los gayumbos por fuera de los pantalones, no... uno secreto oscuro de los de verdad.

Cuando se investiga la muerte de Jonathan Kent, su padre adoptivo, siempre hay alguna discrepancia. Algunos dicen que se trató de una muerte natural; al fin y al cabo, el pobre y anciano señor Kent había padecido del corazón durante años. Otros, sin embargo, opinan que hay algo turbio en las causas de su fallecimiento. Y otros, los que consultan el comic más concretamente, se preguntan desde cuándo coño está muerto Jonathan Kent. ¿No es desconcertante que una muerte tan "aparentemente sencilla" genere tantísima controversia?

El secreto mejor guardado de DC Comics, y especialmente de Warner Bros (Que a fin de cuentas fue la que se inventó la muerte de Jonathan Kent), está a punto de salir a la luz. Y fue precisamente Lois Lane, compañera de trabajo y actual esposa de Clark Kent, quien nos puso sobre la pista.

Si analizamos el momento exacto de la muerte de Jonathan Kent, veremos que efectivamente le falló el corazón y se desplomó en el suelo de su propia granja, a medio camino del granero. ¿Pero qué ocurrió justo antes? Volvamos a apenas cinco minutos atrás...

... podremos ver cómo un joven Clark Kent, apoyado con aires de prepotencia en la camioneta de su padre (creo), le dice con orgullo a sus compañeros de instituto que ha llegado corriendo. Tan pronto como los compañeros se van, Papá Kent decide que ha llegado la hora de tener una conversación acerca del uso responsable y discretito de sus poderes. Entre otros argumentos, le dice que su señora y él siempre han temido que alguien venga a llevarse al joven Clark por sus talentos especiales. Se le nota visiblemente preocupado.

Muy bien, pues "Vidas Ejemplares" ha tenido el privilegio de acceder a los documentos clasificados de la memoria personal de Clark Kent. A continuación podrán ustedes leer una transcripción de los pensamientos del joven en ese momento:

"Papá tiene razón... no debería arriesgarme tanto. Sé que no quieren perderme, y yo le he dado este disgusto a mi padre... hay que ver qué malo soy, sabiendo que el pobre padece del corazón... debería compensarle, ¿qué tal si le echo una carrera?"

Una carrera. A un anciano que padece del corazón. Después de darle un disgusto. ¿Alguien más piensa que el joven Kent quería heredar la granja?

Sé que resulta difícil de aceptar, pero piensen que incluso su amantísima esposa Lois Lane ha asimilado ya esta dura verdad. ¿Que no? Acudamos de nuevo a la propia fuente: la primera película de Superman dirigida por Richard Donner. Hay una versión extendida así que seré conciso: la primera frase que dice la Lois Lane adulta en toda la película es:

"¿Cuántas erres tiene Parricida?"

¿Creen acaso que alguien con la perspicacia de Lois Lane, ganadora del Pulitzer, diría esto por decir? ¿Y justo el día en que Clark Kent pisa por primera vez la redacción del Daily Planet? No, damas y caballeros... Lois Lane lo sabe, lo sabe desde el principio, pero aún así ama a ese hombre y le perdona este pequeño pecadito. Y si ella le ha perdonado, ¿hemos nosotros de ser menos?

Claro que estamos hablando del que hace retroceder el tiempo para poder salvar a Lois... y se olvida de que, si ha echado la Tierra marcha atrás, el resto de catástrofes que se suponía que estaba evitando se han quedado ahí campando a sus anchas... ¿nos sigue pareciendo un boy-scout?

4 comentarios:

Virginia dijo...

Eres la polla tio.

Sin palabras.

xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Parricida tiene innumerables erres


Me quedaré sólo con Jeff Goldblum como amor de juventud.

Jack dijo...

No te había dicho que NO TE PASARAS POR AQUÍ?

Menos mal que te ha hecho gracia en lugar de traumatizarte de por vida! Anda que me despisto un momento...

Ovidio dijo...

¡¡¡INCREÍBLE!!!

Yasta, te has ganao un enlace a mi blog, qué cabronazo. XD

Jack Ryder dijo...

Me he ganado un enlace en el blog de alguien????

oh dios mío... oh dios mío... oh dios... VIRGI, TRÁEME LA BOLSA DE PAPEL! ¿Pero cómo me enlazas en un blog que puede ver más gente, alma de cántaro? ¿No ves que algún incauto podría caer aquí por accidente?

Está bien, ponme un enlace si taaan importante es para ti... ¡pero más te vale que cuando me pase a verlo estén puestas las correspondientes señales de peligro, o te denuncio a la Comisión!

(no, yo tampoco sé a qué comisión se denuncian estas cosas... ¿la CMAPCP, tal vez?)