sábado, 22 de diciembre de 2007

También es puntería

Ya es hora de dejar de posponer el poner este post. Esto se supo hace algún tiempo, pero he intentado esperar para verlo con algo más de perspectiva. Con todo, lo dicho, ya es hora de comentarlo.

Damas y caballeros... el Hombre del Sombrero en persona, Terry Pratchett.



Uups, perdón, sombrero equivocado.



Ahora sí. Terry Pratchett, escritor británico de literatura fantástica en todos los sentidos de la expresión. Creador de la saga del Mundodisco, una parodia masiva de la literatura de fantasía épica medieval con tintes a lo Monty Python. Sólo J.K. Rowling le supera en ventas. Aún así, Terry es el escritor del que se roban más libros al año.

Pues bien. Esto apareció en la web de su ilustrador y amigo Paul Kidby el once de este mes. Firmado por el propio Pratchett:

Gente,

Me habría gustado mantener esto en secreto un poco más, pero ya que se acercan las convenciones y por supuesto tengo que mantener a mis editores informados, parece injusto que me guarde la noticia. Me han diagnosticado una forma temprana y muy rara de Alzheimer, que es lo que había tras la "apoplejía fantasma" del año pasado.

Nos lo estamos tomando con filosofía por aquí, incluso con un leve optimismo. Por ahora voy a seguir trabajando para completar "Nación" y las notas básicas de lo que acabará siendo "Académicos Invisibles". Ya que todo lo demás sigue igual, espero cumplir con todos mis compromisos más urgentes y, en la medida de lo posible, futuros, pero discutiré el asunto con los diversos organizadores.Francamente, preferiría que la gente mantuviera el ánimoa rriba, porque creo que todavía hay tiempo para algunos libros más :o)

Terry Pratchett

PD: Me gustaría hacer hincapié, para todos los que estéis leyendo esto, en que estas palabras deberían ser interpretadas como un "No estoy muerto". Por supuesto, como planes de futuro, acabaré por estar muerto más tarde o más temprano, igual que todo el mundo. Para mí, probablemente esto sea más tarde de lo que pensáis... es pronto para decirlo.
Sé que es algo muy humano decir "¿Hay algo que pueda hacer?", pero en este caso sólo voy a entretenerme con ofertas de expertos punteros en química cerebral.


Ahí lo tenéis. Alzheimer. El alemán cabrón. No podía cebarse con alguien que no se ganase la vida pensando, no... tenía que ir a por Terry, que otra cosa no hace aparte de pensar. Pero bueno, no nos entretengamos que todavía tenemos más mensajitos del Hombre del Sombrero:

Gente,

Mi buena amiga Sandra Kidby de PJSM Prints me permite usar su web porque estoy proverbialmente demasiado ocupado para llevar la mía propia. Apenas tenemos tiempo para leer los miles de mensajes que han llegado, ya ni hablemos de contestarlos, pero os lo agradezco a todos.

¿Podría hacer un breve comentario, de todas formas? Mucha gente me manda muchas ideas para tramas. Por favor, tengo un montón de ideas. No hay sequía de ideas y las que me mandáis, aunque sea con la mejor intención, son cuidadosamente descartadas de la correspondencia antes siquiera de que me lleguen. Sé que las mandáis en un esfuerzo para ayudar, y lo aprecio, pero os recomiendo que no perdáis el tiempo en eso.

También recibo muchas peticiones de entrevistas. No voy a dar ninguna porque todo lo que tengo que decir lo dije en el mensaje anterior. No tiene sentido decirlo otra vez en otro orden.

Me permito recordaros que todavía no estoy muerto, incluso hoy.

Gracias otra vez por todos vuestros buenos deseos.

Terry Pratchett


En fin. Y le tenía que pasar cerca de Navidad... perdón, cerca de Vigilia de los Puercos. Pero en la web de los Kidby todavía ha aparecido un mensaje más:

Gente,

Hemos recibido decenas de miles de e-mails, y la cuenta de correo ya está empezando a morder (tiene gracia, porque el filtro anti-spam tiende a bloquear cosas como "Medicación" y lo trata casi todo como correo basura. Y si desactivamos el filtro, recibimos todo el smap... ¡hurra!). Aprecio toda esta buena voluntad, aunque no hay forma humana de que os pueda contestar a más de la mitad. Me gustaría que la gente tuviera en mente que me lo han diagnosticado muy pronto después de un escáner y toda una tarde de pruebas. Aunque no hay nada seguro, no hace falta ser estúpidamente optimista para creer que voy a seguir por aquí y, espero, trabajando durante un tiempo. Mi consejo, por tanto, es que nos calmemos y esperemos a los acontecimientos. Todavía no me he ido.

Tema aparte, gracias a todos los que habéis comprado "Making Money" y lo habéis convertido, según tenemos entendido, en el libro de ficción más vendido en tapa dura del año 2007. Al menos eso es lo que dicen las cifras. Sería interesante ver si los periódicos dicen lo mismo.

¡Feliz vigilia de los puercos!

Terry Pratchett


Levemente esperanzador. Y si Terry Pratchett dice que no nos desanimemos, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria? ¿Eh? ¿¿EH??

A continuación, unas cuantas citas de Terry Pratchett. Recopiladas de La Concha de Gran A'Tuin:

La unidad de tiempo más corta del multiverso es el Segundo de Nueva York, que se define como el período de tiempo que hay entre cuando el semáforo se pone en verde y cuando el taxi que llevas detrás toca el claxon.

El vudú es una religión muy interesante para toda la familia, incluso para los miembros que están muertos.

La batalla del valle de Koom es la única que se conoce en la historia en la que ambos bandos emboscaron al otro.

'Stercus, stercus, stercus, moriturus sum' (Oh mierda, oh mierda, oh mierda, voy a morir).

Se decía que tenía el cuerpo de un muchacho de veinticinco años, aunque nadie sabía dónde lo guardaba.

Intento que los ordenadores me digan cosas como: Tiene usted 60 segundos para alcanzar una distancia de seguridad.

"¿Estudiantes?", ladró el Archicanciller. "Sí, señor. ¿Sabe a quiénes me refiero? Son los más delgados, los de las caras pálidas. ¿Recuerda que somos una universidad? Vienen con el paquete, como las ratas..."

Esto es muy similar a la sugerencia del filósofo quirmiano Ventre, que dijo: "Posiblemente los dioses existen, y posiblemente no. Así que ¿por qué no creer en ellos de todas formas? Si todo es cierto, irás a un lugar perfecto al morir, y si no lo es no has perdido nada, ¿no?". Después de morir se despertó en un círculo de dioses que llevaban palos con bastante mal aspecto, y uno de ellos le dijo: "Vamos a enseñarte lo que pensamos de los listillos por aquí..."

Se había convertido en institutriz. Era uno de los pocos trabajos que una dama conocida podía desempeñar. Y lo hacía bien. Había jurado que si alguna vez se sorprendía a sí misma bailando en los tejados con deshollinadores, se mataría a golpes con su propio paraguas.

Las últimas palabras de muchos señores antiguos han sido: "No puedes matarme porque llevo una armadura máaaargh".

Su filosofía era una mezcla de tres famosas escuelas: los Cínicos, los Estoicos y los Epicúreos, y él reunía las tres en su famosa fase: "No se puede confiar en ningún mamón más allá de lo que se le puede lanzar, y no hay nada que podamos hacer al respecto, así que vamos a tomar una copa".

Dale fuego a un hombre y estará caliente un día, pero préndele fuego y estará caliente el resto de su vida.

La gente lleva cientos de años creyendo que los renacuajos en un pozo significan que el agua es fresca y potable, y en todo ese tiempo nunca se han preguntado si los renacuajos salen de allí para ir al servicio.

La gente que mide más de dos metros y tiene los hombros casi igual de anchos tiene a menudo viajes sin acontecimientos. La gente les salta desde detrás de los rocas y les dice cosas como: 'Oh, lo siento. Creía que eras otra persona'.

Estaba intentando encontrar ayuda en los antiguos diarios militares del General Tacticus, cuyas inteligentes campañas habían tenido tanto éxito que había prestado su mismo nombre a la persecución detallada del éxito militar, y finalmente había encontrado una sección titulada Qué Hacer Si Un Ejército Ocupa Un Terreno Bien Fortificado y Elevado y el Otro No, pero como la primera frase era 'Procura ser el de dentro', había perdido bastante interés.

Todo empieza en algún lugar, aunque muchos físicos no están de acuerdo. Pero la gente siempre se ha dado cuenta del problema con los principios de las cosas. Se preguntan cómo llega al trabajo el conductor del quitanieves, o cómo consultan la ortografía los que escriben los diccionarios.

Es un viejo principio mágico (que incluso se ha filtrado a los juegos de rol) que la magia, aunque cuesta mucho esfuerzo, se puede 'almacenar'... en un bastón, por ejemplo. Sin ninguna duda los magos pasan algún tiempo cada día recargando su bastón, aunque te puedes quedar ciego si lo haces demasiado, por supuesto.

La cota de malla no es muy buena defensa contra una flecha. Ciertamente, no lo es cuando la flecha te está apuntando entre los ojos.

Dickens, como sabéis, nunca llegó a empezar su página web.


Y, por supuesto, su soberbia explicación sobre la teoría del Big Bang:

En el Principio no había nada, la cual explotó.


Sé que Terry Pratchett no está leyendo esto. No lee sus propios correos, va a leer este blog que no leo ni yo. Pero me la suda. Terry Pratchett nos ha dado grandes perlas de sabiduría y más de una lección magistral sobre tomarse las cosas con humor. Aún le quedan pilas, todavía sabe escribir, y antes de oír hablar de sus problemas con el alemán cabrón que le esconde las cosas, todos sabíamos que cuando se acabe se acabó. Así que, lejos de decir cosas del tipo "Terry, mejórate" o "Terry, espero que encuentren la cura" o "Terry, ¿te he comentado la idea que tengo para una novela?" o "Terry, haz el conejo deformado", permitid que lo diga sólo en dos palabras:

Terry,
GRACIAS.



















("BRAVO" también habría valido, que conste)

2 comentarios:

Monterrey dijo...

Que hubo Jack?:

Me he llevado un chasco, un chasco malo, no lo voy a negar, en cuanto supe lo de Don Terry, aunque chasco mayor se lo llevo el. De tus textos son de los que mereceria la pena que Don Terry viera si tubiera tiempo de leerlo en un segundo de New York, ya que el tiempo siempre ha sido algo sin espacios libres para este agudo escritor, y mas ahora con aleman en los talones. Solo queda que el nos quede, pero que no quieto.

Las gracias las diste tu, yo doy las alabanzas.

Terry
Bravo!

Kry dijo...

No sabía que a ti también te gustaba Mundodisco. Me dio muchísima pena cuando me enteré; una mente genial que se borra, es de lo más injusto que puede haber.
En fin, c'est la vie. Al menos dice q quedan dos libros.