martes, 11 de marzo de 2008

El principio del fin

Damas, caballeros, ¿recordáis a este tío?

Pues ha conseguido votar.



Os preguntaréis por qué he tardado dos días en hacer la crónica de tan funesto acontecimiento... la cosa está bastante clara: estaba esperando a ver las consecuencias. Quería saber si se hundía el país, o si la anarquía se hacía con España, o si el próximo Operación Triunfo iba a servir para elegir jefe de estado, o yo qué sé. Por eso, supongo, me decepcionó tanto descubrir que no había pasado nada. El PSOE había ganado las elecciones, el PP había quedado segundo, Izquierda Unida seguía siendo Izquierda Hundida, lo de siempre. No había tenido lugar absolutamente ningún cambio político.

O eso parecía.

Han pasado dos días, damas y caballeros. Y ahora mismo, hay movimientos dentro del PP. Según parece, Acebes y Espe están volando en círculos sobre Rajoy, y El Mundo y la COPE piden a Aznar que vuelva. Pero hay más: Carod y Puigcercós están en guerra por el control de Esquerra Republicana per Catalunya. ¡Pero no se vayan todavía, que aún hay más! Izquierda Unida está buscando un nuevo líder que "les saque del pozo". ¡¡PERO TODAVÍA HAY MÁS!! La Iglesia Católica, y esto es lo que da más miedo de todo, aún oponiéndose a algunas leyes de las promulgadas por el PSOE... ha dicho que no se va a oponer al Gobierno de Zapatero.

El panorama político actual no se ha derrumbado... todavía. Pero ya podemos ver el comienzo. Este tío vota... y dos días después, todos los partidos empiezan a desmoronarse.

Permaneced atentos. El colapso de la civilización ya ha empezado.