jueves, 1 de julio de 2010

Hoy en Vidas Ejemplares: JAR JAR BINKS, PALADÍN DEL IMPERIO GALÁCTICO

¡Vidas Ejemplares ha vuelto, damas y caballeros!

Para los veteranos, ya sabréis que esta sección se dedica a analizar las vidas de personas a las que todos conocemos (bueno, menos al que me robó la cartera, que a ese no le vi ni la cara), y a descubrir cosas sobre sus vidas que, sinceramente, no conocíamos.

Vale, que no conocíamos y que nos la traían al fresco.

Hoy quiero hablaros de la saga cinematográfica Star Wars. Ya sabéis, tres películas legendarias, tan entretenidas que nadie se paró nunca a pensar por qué cojones se llamaban "Episodio IV", "Episodio V" y "Episodio VI"... hasta que George Lucas hizo los episodios uno al tres y el frikerío universal decidió que estábamos mejor como estábamos.

¿A qué se debe esto? Creo que a todo el mundo le habrá molado ver más Jedis, más Sith, a Yoda pegando botes como una puta bola de pinball con un fluorescente de cocina pegado... Incluso a pesar de descubrir que Darth Vader en realidad era una nenaza llorica y prepotente, la trilogía en sí tampoco estaba tan mal.

Entonces ¿qué es lo que echa para atrás a tanta gente?


¡Holadola!


¡Coño, Jar Jar, que tenías que esperar que te dijera que saludaras! Hale, ni esto sabes hacerlo bien...

... eeeen fin. La gente odia la nueva trilogía, mayoritariamente (los hay que no), por Jar Jar Binks. Lo que Lucas pretendía que fuese todo un hito en la historia del cine al crear al primer actor virtual, se convirtió en la mayor cagada de toda la saga. No hay quien entienda a los Gungan cuando hablan, y si lo intentas acabas desesperándote. Jar Jar es directamente insufrible incluso para los cánones de su especie. No hay forma humana de que se calle, se quede quieto o, sencillamente y para abreviar, se muera.

¿Pero sabéis qué?

Jar Jar Binks, ahí donde lo véis...


¡Holadola!


... Que sí, que ya lo sé, que te calles la puta boca, jodido hijo bastardo de Ronaldinho y un caracol. Ejém, como iba diciendo... ahí donde lo veis, Jar Jar Binks es en realidad el responsable de los episodios cuatro, cinco y seis de la saga. Las tres películas buenas no habrían existido sin él. George Lucas, en realidad, sólo estaba intentando hacer que supiéramos a quién debíamos estar agradecidos.

Qué, ¿que no?

ATENCIÓN SPOILERACO DEL COPÓN

Remontémonos al Episodio II: "El Ataque de los Clones". El canciller supremo Palpatine no tiene poder suficiente para intervenir en la guerra por medio de su ejército de clones. Necesita, para ello, que el senado vote a favor de darle plenos poderes hasta el fin de la guerra.

Para ello necesita un voto favorable e influyente. Necesita el voto de la senadora Amidala.

Ahora bien. Alguien ha atentado contra la vida de la Senadora Amidala. Ante esta situación, la senadora acepta refugiarse en su mundo natal, Naboo, bajo la vigilancia y protección del padawan Anakin Skywalker (parecía tonta cuando la cambiamos por el botijo). En el momento de la votación, Amidala no se encuentra en el senado.

¿Quién era su delegado? ¿A quién designó la senadora para que fuese su voz en el senado?

.

..

...

... (Jar Jar, coño, ahora...)

Hm, misa no sabe... Misa no visto Pisodio Dosa.


(ay, señor, lo que hay que aguantar). Efectivamente, Amidala designa como su delegado a Jar Jar Binks. Y Jar Jar Binks toma la sensata decisión de conceder plenos poderes al canciller Palpatine.



Lo que le permite hacerse con un ejército de clones lo bastante grande como para exterminar a toda la orden Jedi (salvo un par que quedan vivos), manipular a su antojo a Anakin Skywalker para pasarlo al lado oscuro y, en última instancia, proclamarse Emperador de toda la Galaxia.

¿Lo veis? ¡Si no es por Jar Jar, no habríamos tenido nada de lo que ocurre en la trilogía clásica! ¡Si es que es un puto héroe, coño ya!

6 comentarios:

jengibre dijo...

¡¡¡¡vaya que sorpresa!!! Por fin alguien se acuerda del auténtico héroe de la saga...

Nunca podremos agradecerle a este denostado personaje lo mucho que le debemos.
Espero que por lo menos George Lucas le diera un retiro dorado en Mallorca o Benidorm, como a los jubilados alemanes. XD

mariangi dijo...

A Benidorm nooooooooooooooooo.
Yo soy de las que no soporta el episodio I y II..el III ya no me disgusta tanto, pero si soy una friki de las IV, V y VI.

Yo tampoco lo soportaba!!!!!!!!!!!!!!!!!!
jajajajajajaja

Besosssssssss

Alfonsocdya dijo...

Yo soy un friki de todas las películas, pero he de reconocer que nuestro amigo Lucas se quedó a gusto cuando creó a Jar Jar. Ojalá le hubieran mandado a Mustafar y hubiera desaparecido entre ríos de lava.

Friki Productions dijo...

La fuerza tenia que balancearse y los eventos se venian desencadenando miles de años atras , si no era jar jar binks , algun otro hubiera sido.
El emperador no iva a dejar el futuro de su imperio en manos de la desicion de jar jar binks , solo le salio barata
*creo yo , o sea , el tipo que engaña a todo el concilio jedi , no creo que jar jar binks sea su plan A.
Siempre tarde yo
-.-U

Ralphy dijo...

JAJAJAJA!!!! Es un mauina jar jar pero no sabeis lo mejor!!!! Lo tengo en mi casa... Tengo una doguita que es igual que el... es increible!!!!jajajaja!!

DevilDarkTavo dijo...

Voy muy de acuerdo con Friki productions, el emperador ya habia cocinado su plan desde mucho antes y simplemente aprovechó la oportunidad para manejar a jar jar binks. No podía haber basado su plan en ese pequeño gungan, es ilógico que alguien que pudiera engañar a los jedi basara su futuro imperio en un gungan con dislexia. Además yo soy friki de ambas trilogías, las que considero excelentes.