martes, 19 de febrero de 2008

Déjese de tecnicismos, doctor, ¿qué quiere decir con "Ha sido niña"?

Esta es la hermosa historia de un matrimonio de rumanos, el señor C y la señora I (o puede que el señor I y la señora C, sólo tengo las iniciales, no sé de quién es cada una), afincados en Sevilla, la ciudad en la que las cosas normales parecen no ocurrir jamás. El señor y la señora B (va a ser más fácil llamarlos por el apellido) iniciaron hace nueve meses la mayor aventura de sus vidas: el embarazo, el camino a la paternidad (y la maternidad, se entiende), la dulce espera de un polillitito por venir (huy, perdón) de un precioso niño por venir. La vida les sonreía, su futuro parecía brillante y lleno de llantos y pañales y alegrías y cosas de esas.

Mas el destino, como bien sabéis, siempre se reserva alguna sorpresa, y es tan ladino y artero como una farola empanada. Y el niño que con tanta alegría y fervor esperaban el señor y la señora B resultó ser una niña.

En fin. No se lo esperaban, vale. No se les había ocurrido preguntarle antes al médico "¿Pero qué va a ser?", de acuerdo. Pero no temáis por nuestros héroes, amiguitos, pues ya están más que curtidos en el noble arte de la lucha contra la adversidad. Así pues, con gran agilidad y rapidez, el señor y la señora B procedieron, sin dudar, a INTENTAR VENDER A SU HIJA AL PERSONAL DEL HOSPITAL. Porque oye, es que es niña, joder, y si no querían una niña, ¿qué van a hacer?

¡Pero atención! ¡Rayas y centollas! ¡No puede ser! ¡El personal del hospial se niega a comprar al bebé! ¿Qué harán ahora nuestros valerosos señor y señora B? ¡No se aparten de sus pantallas, porque están a punto de hacer su jugada estrella... yyyyyyy...!




... ¡¡ABANDONAN A LA NIÑA EN EL HOSPITAL!! Vale, vale, gente, un momento, dejad de hacer la ola. Sí, es una jugada digna de todo lo demás que acabamos de ver, pero vamos a hablar en serio aunque sea un rato, ¿de acuerdo?

Bien. Tenemos a unos padres que no querían tener una niña. Podríamos hablar de tanta gente que hay en el mundo y que no puede tener hijos. También podríamos hablar de "Pero coño, dadla en adopción", que habría sido la respuesta más lógica. Incluso, si alguien de verdad se hubiera creído durante toda esta historia que a esta pareja hay que considerarlos héroes, casi se podría decir "Pues hacen bien, si no la quieren para qué se la van a llevar". Cosa que probablemente quedaría mal decirla incluso en este blog.

Pero ahora vamos a pensar bien en la situación: no quieren una niña, así que intentan vendérsela al personal del hospital. Deben probar con más de uno, habiendo dinero de por medio nadie abandona tan pronto, así que supongamos que preguntaron, pongamos, a diez o veinte miembros del personal. No lo consiguen, así que abandonan al bebé...

... en el mismo hospital en el que todo el mundo la ha visto pasar de mano en mano con la etiqueta del precio pegada en la frente.




Pues coño, si vais a ser así de GILIPOLLAS, luego no os quejéis si la Guardia Civil os encuentra casi sin buscar. A ver: dos rumanos con un bebé, van preguntando a todo el mundo si quieren comprarlo, y lo siguiente que se sabe es que los rumanos se han ido y aparece un bebé abandonado en el hospital...

... si vais a ser así de burros, al menos aprended a cubrir vuestro rastro. Pero que vamos, que preferiblemente NO SEÁIS ASÍ DE BURROS. ¿Veis? ¿Veis con lo que tengo que lidiar? ¡Y todavía habrá quien se pregunte cómo se me ocurren absurdancias tan gordas!

3 comentarios:

El Perro dijo...

¿Que hubo?:

Sinceramente, con heroes como estos ya sabemos por que "el mal" sigue ahi fuera. Batman aparcando el batmovil en doble fila, Superman cortando el trafico aereo, Rumanos abandonando niña recien nacida.... aunque o rumano o fulano o sutano... a estas alturas la nacionalidad no marca diferencias.

Creo que lo hemos logrado, todos somos igual de decadentes y mediocres.

Jack Ryder dijo...

Estamos de acuerdo, lo de que sean rumanos sólo lo he comentado porque coño, es que lo son. Pero sí, el nudo de la historia es "¡Mira qué pareja de gilipollas!", no "¡Mira qué pareja de rumanos!".

Citando unos pasajes de la Vida de Brian:

BRIAN: ¡Todos somos diferentes!
TODOS: ¡¡SÍ!! ¡¡TODOS SOMOS DIFERENTES!!
UN TÍO AL FONDO: ¡Yo no!

Lifting dijo...

Los rumanos muy practicos.. pobre niña hermosa recien llegada al mundo por semejante par de ....