lunes, 30 de enero de 2006

Por una vez

Por una vez, damas caballeros y anuncios en inglés, este post va a estar dedicado a una persona a la que no puedo odiar. Y eso que realmente no la conozco.

Los que hayáis leído mi post de ayer comprenderéis que el odio rezumaba por todos mis poros. Hoy, gracias a Mª Paz Pérez Serrano, del departamento de Coordinación y Facturación - Distribuida de Radio Madrid, mi odio se aplaca. Porque esta señora o señorita, sabiendo que no disponía de la cuña en MP3 ni en ningún soporte físico que se me pudiera enviar por SEUR, sabiendo que realmente no tenía por qué hacer esto por mí... ha conseguido que me pasen la cuña a MP3 y me la ha enviado por mail.

Salvándome el trabajo, lo que aún me da oportunidad a suspender pero únicamente por méritos propios, no por un contratiempo estúpido que escapaba a mi control.

Así que, por una vez y sin que sirva de precedente, dejemos de lado el odio que alimenta este blog para decir:

GRACIAS.







Vale, ya, suficiente. ¡¡¡ODIO A LA DGT!!! ¿Cómo pueden tener un contestador automático para la atención al ciudadano Y QUE COMUNIQUE SIEMPRE? En serio, que me lo expliquen, coñe!!

4 comentarios:

Virginia dijo...

Bueno, habrá que regalarle un vino no? Deja deja que yo me encargo :) a estas alturas del día ya has hecho el exámen y resuelto un par de cositas, así que procuraré llamarte mañana. Por cierto. Llama a Juanca: uno de sus mejores amigos murió ayer. Le alegrará oírte. Además, tu siempre sabes cómo hacer sonreír a alguien de bajón :) Bezitos Sam.

Virginia dijo...

Lo se. I know I´m not alone :) You know what I mean. Love you so much, my friend. Y te lo escribo en inglés porque se que hay más de uno que tiene problemas con los idiomas Ç(no hablamos de NáDa, por supuesto) :) sobre todo con el francés jejejejejejejejeje

Kiki dijo...

El blog esta curioso, me ha gustado. Intentare escribir en el mas seguido: no me entero mucho de las conversaciones pero es mas que nada porque son situaciones jocosas de las cuales no he sido participe ni informado.
Y esto es tan cierto ahora como hace 1000 años, ea!

Virginia dijo...

Así me lo aprendí yo.