lunes, 11 de septiembre de 2006

El villano escapa indemne

Once de Septiembre.

Para todos los que albergan la esperanza de que las cosas acaben por salir bien, esta fecha marcó un momento no demasiado agradable. El once de septiembre, se mire como se mire, es un constante recordatorio de que el villano escapa indemne.

Ya lo sé, lo sé, hablar ahora de Bin Laden sería decir algo que ya se ha repetido hasta la saciedad, y no es lo que pretendo. Porque damas y caballeros, cuando digo que el villano escapa indemne no me refiero a él.

Hace cinco años yo estaba estudiando para el examen de Mundo Araboislámico que tenía al día siguiente (mira tú qué coincidencia), cuando mi madre me llamó y me dijo que pusiera la tele. Y allí estaba la primera torre ardiendo. Naturalmente que el tema me afectó, como a todos; se trataba de un asesinato en masa retransmitido en directo a todo el mundo por televisión. Pero estudio Ciencias de la Comunicación, y a veces el interés personal logra imponerse a la emoción del momento.

Así que me senté a ver la catástrofe, como todo el mundo, pero con mi particular enfoque crítico. Y encontré tres elementos terriblemente alarmantes, que los que me conocéis probablemente ya me habréis oído mencionar pero que hoy me voy a permitir poner aquí por escrito:

1- La CNN, que se coronó sobre otros medios con una cobertura mucho más completa que la de sus competidores, fue la primera en presentar imágenes de gente saliendo de la torre, sus rostros descompuestos por el horror, sus gruesos abrigos cubiertos de ceniza. Más tarde se supo que estas imágenes no se correspondían con este atentado, sino con uno anterior y mucho menos letal que habían sufrido las Torres. Eso, entre otras cosas, explicaba por qué la gente iba con gruesos abrigos en SEPTIEMBRE.

2- La CNN, que se coronó sobre otros medios con una cobertura mucho más completa que la de sus competidores, fue la primera en presentar imágenes del pueblo palestino festejando el atentado en las calles. Cualquiera que haya seguido su cobertura del suceso recordará inevitablemente a la oronda señora palestina con gafas haciendo eso que hacen con la lengua, vosotros sabéis... Luego se supo que el atentado había sido obra del grupo terrorista al Qaeda, que como sabéis queda como un poquito lejos de Palestina (Afganistán, pa más señas). Eso echaba por tierra la teoría del atentado palestino; luego se supo que esas imágenes se correspondían con otro momento de celebración del pueblo palestino, aunque me temo que no recuerdo cuál (si alguien lo sabe, por favor, ahí están los comentarios).

3- La CNN, que se coronó sobre otros medios con una cobertura mucho más completa que la de sus competidores, fue la primera en presentar imágenes EN DIRECTO (lo ponía bien claro, ese peacho de LIVE parpadeando en una esquina) del presidente Bush hablando a la nación haciendo sus primeras declaraciones. ¡Momento histórico, las primeras palabras de Bush en directo sobre el atentado! Con un sumo interés por saber qué tenía que decir el presidente del país atacado en vivo y en directo, pude comprobar cómo George W. Bush entraba en la sala hojeando unos papeles, llegaba hasta el atril, ponía el pie sobre el estrado para subir... y de pronto se detenía (al mismo tiempo que todo el mundo en la sala se quedaba paralizado) y comenzaba a retroceder a toda velocidad, saltándose incluso algún que otro fotograma. Vamos, como si esas magníficas imágenes en directo estuvieran siendo REBOBINADAS.

Ese día perdí lo que me quedaba de fe ciega en el periodismo. La desinformación en la guerra por las audiencias no se limitó a mentiras innecesarias (como las imágenes de la gente saliendo de la torre) o directamente ridículas (como el presidente Bush bailando el Moonwalk a toda leche). Sin tener ninguna reivindicación de autoría, la CNN (uno de los mayores y más reputados grupos de comunicación del mundo) cogió imágenes de archivo y las utilizó para canalizar el odio y la rabia de todo el pueblo americano y parte del extranjero hacia los Palestinos. Que de esto no tenían culpa ninguna.

No hace mucho se ha hecho público en Estados Unidos que no había armas de destrucción masiva en Irak, que Saddam Hussein no tenía nada que ver con Osama Bin Laden, y que no había ninguna prueba que justificase la invasión. Cuando esto se dijo en España a nadie le sorprendió, todos lo sabíamos de sobra desde antes de la guerra de Irak; pero el pueblo americano no tenía ni idea de esto, se creyeron a pies juntillas que Saddam tenía armas de destrucción masiva y había ayudado a Bin Laden y a al Qaeda en o tras el atentado. Para todos ellos, la noticia de que en realidad la invasión no estaba justificada fue una sorpresa mayúscula.

Y yo pregunto, ¿por qué será?

No nos entendamos ahora mal, no voy a decir que el malo de esta historia sea Bush y el pueblo americano. Sean cuales sean los motivos de al Qaeda, el asesinato de tres mil personas inocentes no es un acto de guerra, es un crimen imperdonable; hubiera o no motivos para la invasión, Saddam Hussein no ha sido nunca precisamente un santo y no diré que no se mereciera ser derrocado; y en el atentado de las Torres Gemelas mucha gente murió y mucha gente perdió a mucha gente (lo sé, no es mi mejor frase). No digo que Bin Laden y Saddam Hussein no sean los malos.

Pero del mismo modo, tampoco diré que los americanos sean los buenos. A raíz del atentado ha salido a flote mucha mierda en la nación más poderosa del mundo. Siempre ponen como sus mejores bazas que van con la verdad, la justicia y Dios de su parte. Pero es innegable que han mentido desde el principio, y es fácil especular que absolutamente todas y cada una de las mentiras han sido por intereses propios en lugar de por el bien de una nación. Eliminada la verdad, la acusación en falso a los palestinos y la utilización de imágenes de archivo como si fueran parte de la noticia actual, así como granjearse el apoyo del pueblo y conseguir la reelección haciéndoles creer cosas que las pruebas desmienten, demuestran que el propio pueblo americano no ha sido tratado con justicia ni por sus gobernantes ni por los medios. ¿Y no hablaba alguno de los mandamientos de algo de no levantar falso testimonio?

Es absurdo e innecesario venir ahora a decir que Bush caca y todo esto. Lo único que a mí me gustaría que saliera de toda esta historia es que, al menos, a todos los que murieron y a todos los que perdieron a alguien se les haga justicia. Bin Laden sigue suelto, el responsable directo de todas estas muertes aún no ha sido atrapado. Pero desde que ocurrió el atentado, toda esa gente ha sido engañada, manipulada, para conseguir un apoyo que permitiera a quienes les mienten seguir haciéndolo. Un presidente americano sólo puede permanecer en la Casa Blanca dos mandatos; Bush lo ha conseguido después de mentir al mundo y creerse que nos había engañado a todos.

Gane quien gane las próximas elecciones, de no haber un impeachment el villano escapará indemne una vez más. Ya se ha salido con la suya.




Perdonad que me haya puesto serio, es que ya me sentí bastante indignado hace cinco años como para que ahora me lo recuerden en plan "Qué bueno es el presidente Bush que está acudiendo a todos los actos conmemorativos". A ver si puedo arreglarlo resumiendo todo esto en una frase de La Loca Historia de las Galaxias:

Bien, Lone Starr. Ahora ya sabes que el malo siempre gana... porque el bueno es idiota.

2 comentarios:

Mike dijo...

Ja... y sigh...
Lo de los falsos testimonios, no sólo está en los mandamientos, sino que además, creo que está penado... y se me antoja un poco irónico que sean precisamente las altas esferas las que lo levantan por no poder ser penadas...

Es triste, triste...

Ayer me enteré de que el 11-S estábamos haciendo una quedada en mi casa para ver Austin Powers 2... un tanto extraño (además, por estos lares celebramos "la diada"...bueno.. celebramos quiere decir que no he ido a currar)

PD: deseando que subas algo de esa banda sonora...

Jack dijo...

Dame tiempo, estoy en ello.

Bueno, en realidad estoy en algo. No estoy seguro de en dónde. Pero en algo estoy. ¿Y qué hay más genérico que "ello"?

En fin. Hay que verle el lado bueno a todo. Bush se habrá salido con la suya, ha conseguido (hasta ahora al menos, siempre quedarán los enmelocotonamientos o "impeachments") que no le echen por hacer todo lo que ha hecho, pero tanto si lo quiere como si no dentro de unos añitos SE VA.

Un detalle... Sé que en América y en España esta festividad se da en días distintos y que, por lo tanto, no parece probable que haya sido intencional, pero... ¿alguien más se dio cuenta de que Jorgito Bush Hijo, digno descendiente de George Bush Senior (el vecino malo de los Simpsons), empezó la nueva guerra de Irak coincidiendo, al menos en España, con EL DÍA DEL PADRE?

Ahí queda eso. Pensando os he dejao...